Archivo de la categoría: casos de estudio

.: iluminada :.

Estándar

Quilmes tiene nuevo envase. Transcribo el trabajo realizado por Pierini Partners.

“La cerveza preferida por los argentinos revoluciona nuevamente la categoría lanzando al mercado una novedosa botella de aluminio de última tecnología, la cual cambia su gráfica al ser expuesta a la luz ultravioleta. Esta singular y sorprendente característica ha sido magnificada gracias a un diseño modular que resulta tan atractivo como original, independientemente de las condiciones en que se lo observe.

“Existen momentos en la vida de todo profesional en donde se pone a prueba la capacidad de crear. Este proyecto generó precisamente esa situación ideal en donde la imaginación y el recurso se pudieron unir para dar vida a una pieza interactiva y altamente sensorial. El desafío consistió en trascender lo meramente gráfico para convertirla en una generadora de sorpresa, de estimulo visual y táctil, de magia y fantasía. Sin lugar a dudas, esta revolucionaria botella de aluminio es mucho más que un lanzamiento; representa un símbolo de liderazgo e innovación que sólo una marca como Quilmes es capaz de portar”.

Su partido gráfico consistió en cubrir, mediante una delicada textura de pequeños mosaicos plateados, el cuerpo de la botella. De esta manera se logró, por un lado, obtener la calidez necesaria para contrarrestar la frialdad del material y, por el otro, potenciar su capacidad lumínica llevando el brillo del aluminio al extremo. Estos pequeños módulos alteran su paleta cromática en la zona central del pack originando, mediante combinatorias de celestes y azules, la reconocida letra “Q”, síntesis del logotipo de la popular cerveza argentina. Si bien la utilización de estos recursos visuales ha logrado por sí misma transformar un objeto estático y funcional en una hermosa pieza de deseo, la verdadera magnitud de la propuesta cobra vida en la oscuridad.
En efecto, aunque parezca paradójico, el principal atractivo de esta botella no se haya a simple vista. Es necesario que la luz ultravioleta se proyecte sobre ella para que, de ese modo, descubramos los “espíritus de la diversión y el encuentro” ocultos en su superficie.

Pierini argumentó en relación al proceso creativo ejecutado: “La complejidad del arte radicó en lograr un diseño bi-funcional, es decir, se debía obtener una excelente sinergia entre las formas que el consumidor observaría con luz día y las que aparecerían luego con luz ultravioleta. La tinta utilizada para la reacción lumínica imponía ciertas exigencias de uso; uno de los condicionamientos más importantes era que ninguna otra tinta la debía tocar. Esta limitante fue superada exitosamente gracias a que el motivo “calidoscopio” escogido generó calles internas que se convirtieron en un excelente circuito sobre el cual distribuir las líneas originadoras de siluetas.”

Imaginación, tecnología e innovación. Estos tres pilares fundamentales podrían sintetizar la totalidad de ingredientes que se necesitan para arribar a un resultado tan magnífico como el obtenido. Cervecería y Maltería Quilmes demostró una vez más, con este lanzamiento, que su deseo de superación está más alto que nunca y que, gracias a ello, los consumidores disfrutan de una marca cervecera que además de poseer alta calidad es, hoy, sinónimo de tendencia.”

Para más información: http://www.pierinipartners.com | sol@pierinipartners.com

20111123-162442.jpg

20111123-162523.jpg

Anuncios

.: el 132 :.

Estándar

4 internos de la línea de colectivos 132 de Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el año pasado, implementaron en su interior unos novedosos mapas del recorrido como parte de un proyecto del Instituto por una Ciudad en Movimiento, que apunta a una ciudad legible.

Comentan en la página de ciudad en movimiento. org “desde junio, en cuatro de los internos de la línea se ha instalado cartelería con información detallada del recorrido, en donde se destacan puntos y variables de trasbordo, ubicación de las paradas y hasta el sentido de los giros que realizan los coches. No hay nada igual en toda la ciudad, y podría decirse que es algo lógico. El último gran esfuerzo por hacer más legible la ciudad data de principios de los años 70, con las tecnologías y los recursos de aquellos tiempos. De hecho, los sistemas de información visual para el transporte se cuentan entre los  desafío clave del diseño, cuyo antecedente más lejano es la célebre representación del subte de Londres, de Harry Beck, en 1933 hasta las más modernas representaciones interactivas. En nuestro país, este tipo de información suele formar parte de emprendimientos comerciales. Pero en este caso se trata de entender la iniciativa como un servicio público a la comunidad, estrictamente.

Los nuevos mapas que viajan en los colectivos de la línea 132 forman parte de una prueba piloto impulsada por el Instituto para la Ciudad en Movimiento, a través de su sede en América Latina, que comenzó a fines de mayo de 2010, y que entrará en una segunda fase en breve. “La idea es comenzar este mes con la nueva etapa, para la cual ajustaremos los mapas de acuerdo con la evaluación del público y de los choferes, e intentaremos incorporar más líneas de colectivos al proyecto”, explica Andrés Borthagaray, director de Proyectos del Instituto en América Latina. En su sede en París, el Instituto desarrolló un atlas del transporte público para los no videntes, fiel a la consigna de “hacer lo que no hacen otros”. En nuestro contexto se intenta una contribución posible en información para el público general. Esta cuestión adquiere especial relevancia, cuando están previstos sistemas de boleto único como el SUBE, nuevos sistemas de paradas y nuevas tecnologías que cambian nuestra relación con el entorno y que promueven nuevas formas de utilizar los transportes y sus múltiples posibilidades.

En el espíritu de todo este esfuerzo está, desde luego, brindar a la población herramientas que le permitan hacer más fluido el tránsito por la ciudad, en este caso apelando a la información. Sin embargo, emprender un desarrollo de estas características puede resultar simple en su concepción, pero un dolor de cabeza cuando se decide poner manos a la obra. “La cuestión con la que nos encontramos fue cómo representar la complejidad del recorrido de una línea de colectivos en un espacio físico reducido, de una manera simple, clara y útil –continúa Borthagaray-. Todo eso, agravado por el hecho de que se trata de una red de transporte privada, con recorridos que se superponen en muchos puntos.”

La línea elegida fue la 132 por varias razones. La primera, por la enorme predisposición de sus responsables, a la que se sumó que realiza un recorrido simple sin salir de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y con pocas “vueltas”. Encarar el desarrollo de cartelería para buses y paradas y aplicarlo a una red de 100 líneas y 10.000 coches, será un desafío aparte, que los responsables del Instituto están deseosos de aceptar. De hecho, de poco serviría un esfuerzo aislado, si no se consolidara un estereotipo de información para toda la red, como ocurre -aunque en una escala infinitamente más pequeña- en el caso del subte. Para el desarrollo de las primeras imágenes se hicieron encuestas, se analizaron antecedentes, se contó con la contribución de fileteros, profesionales del diseño y la información geográfica, y se previó la consideración de observaciones. El mensaje más claro es: “Menos elementos, pero más concisos”.

¿Qué falta, entonces, para volver masiva la propuesta? Información, interés y voluntad son las claves. Pero para el Instituto, la ansiedad no cuenta. “En esta etapa estamos buscando la legitimación de los pasajeros –dice Borthagaray-. Y creo que lo estamos logrando. Al mismo tiempo, estamos tratando de interesar a los organismos estatales competentes y a las cámaras que nuclean a los prestadores de servicios. La segunda etapa de la prueba piloto debería finalizar a fines de 2010.”

La gente contestó:

El dia domingo 15 a la mañana, viajé en la linea 132 y vi el cartel que estaba a prueba!!!  Me gusto muchooooo!!! Al principio pensé que era una publicidad. Después, mirando mejor, vi que tenia forma de un cartel informativo del recorrido al estilo subte. Me gustó mucho la idea. Felicitaciones!!!!!  Espero que el proyecto prospere…  Saludos!!!! Sebastián

Mi nombre es Ana Laura. Viajo en varias líneas de colectivos, pero me movilizo más en la 132 y la 76. Me parece muy bueno esto de poner el mapa con el recorrido y la información de altura de calles, otras líneas de colectivos, subtes y trenes. Por lo menos, es algo más para no distraer al chofer preguntándole una calle, ya que están ocurriendo muchos accidentes de tránsito. Solo faltaría que se cumpla un poco más lo de no hablar por celulares, que no vayan con acompañantes. (…) Les comento todo esto, porque me gustan las cosas bien hechas. Y esto del mapa me parece una genial idea (…) Desde ya, estoy muy contenta por esta prueba piloto y ojala sirva y haya muchas mas!!!!
Saludos. Ana Laura

La idea de los carteles es brillante. Los felicito. Les paso algunas sugerencias:

-Las letras son muy chicas. Yo tengo 35 años y muy buena visión, y me cuesta verlas. Tienen que mejorar eso en futuras ediciones.

-Falta información sobre la línea H de subtes.

-Estaría bueno que haya información más clara sobre algunos puntos que son hitos importantes, como Callao, 9 de Julio, etc.

De todos modos, es una idea excelente. Guillermo

Queria decirles que es muy útil el mapa que colocaron en la línea 132. Me fue de mucha ayuda que contuviera las calles que cruza el colectivo en su recorrido y las otras líneas cercanas. Ojala lo implementaran en las demás líneas de colectivos.
Saludos. Romina

.: de Argentina para Bulgaria :.

Estándar

Nuevamente el estudio Pierini Partners me envió por mail uno de sus últimos proyectos. Se trata del diseño de la nueva identidad de la cerveza búlgara Kamenitza, nada más y nada menos.

Adrián Pierini nos comenta: “El nuevo diseño comenzó con un estudio preliminar de la situación, para luego proceder a una etapa de diseño que se basaría en razones argumentales mucho más sólidas. De aquel análisis se concluyó que su estética estaba desactualizada. El consumidor se había renovado y era preciso que su cerveza también lo hiciera. No era para menos; el layout existente poseía una banda lateral básica, la cual actuaba como soporte de un logo extremadamente rígido y no existía integración entre el escudo, la marca, las medallas y demás información complementaria.

A partir de este diagnóstico, el reconocido diseñador argentino buscó generar una identidad mucho más personal, atractiva y memorable. Para ello, aggiornó en una primer etapa el escudo, el cual se tornó mucho más estilizado, elegante y atractivo magnificando su figura más emblemática: el león rampante. Luego dotó de valor al logotipo mediante un enriquecimiento estético del soporte (se sumaron líneas y filetes de contención) y la incorporación de rasgos personales en la tipografía, consistentes en formas más redondeadas y amigables como una eficaz manera de aportar mayor personalidad y reconocimiento.

La dureza se transformó en cercanía, la frialdad y falencias compositivas del ícono existente se convirtieron en elementos apetecibles y apropiables por el target.

En lo relativo a la paleta cromática, se continuó aplicando el color verde original ya que el mismo posee un valor histórico importante. Sin embargo fue enriquecido visualmente por la incorporación de elementos complementarios ubicados en el fondo del pack como una trama tipográfica en subtonos, y combinada con una referencia ampliada del león.

Por último, las medallas aportan un valor importante en lo que hace a conocimientos cerveceros de la marca, es por ello que se reforzó su presencia aplicándolas de forma modulada sobre la banda blanca vertical incorporándoles filetes y sombras.”

Nuevamente agradezco que compartan estos proyectos, me parece genial poder ver cómo lo presentaron y la comparación que permiten ver estas láminas.

.: 200 :.

Estándar

Con motivo del bicentenario de la República Argentina, la Secretaría Ejecutiva de la Conmemoración del Bicentenario de la Revolución de Mayo convocó a un concurso para realizar un sistema visual y gráfico para representar en los festejos conmemorativos.

Hubo más de 200 propuestas, pero el primer premio fue para Martín Andrés Ábalos, quedando en realidad elegida por el Gobierno Nacional la elaborada por Juan Pablo Tredicce, Hernán Berdichevsky y Gustavo Stecher, diseñadores gráficos a cargo del estudio argentino ImagenHB, quienes habían quedado en el segundo lugar.

Vía http://soydg.com/blog/

.: tecnópolis :.

Estándar

Esta vez voy a hablar del estudio que se encargó de la identidad de Tecnópolis. Se trata de la agencia Ferrari – Chiappa y la propuesta ganadora trata de un conjunto de íconos que simbolizan Agua, Tierra, Aire, Fuego e Imaginación, haciendo referencia a los cinco continentes la de megamuestra. Los colores elegidos son azul (aire), verde agua (agua), naranja (imaginación), verde (tierra) y magenta (fuego).