Archivo de la etiqueta: novela policial

.: rompiendo con todo

Estándar

Uno supone que cuando se escribe un libro es para que otros lo lean, que se cuenta una historia o se ofrece una poesía pero siempre siempre suponemos que se busca que el otro la entienda. Al menos pueda leerla.

Bueno, esto NO es lo que pensó Mark Danielewski en su libro La casa de hojas.

Tapa de La Casa de Hojas dedicatoria página de créditos arriba

Se trata de una novela que narra la historia de un fotoperiodista premiado y famoso, que se muda con su familia al campo. Muy pronto el protagonista descubre que la casa a donde se mudan tiene una falla arquitectónica curiosa: su espacio interior es más grande que el que debería ocupar según sus dimensiones exteriores. Pero también es la historia de un tatuador de Los Ángeles. 

El texto tiene muchísimas notas al pie, muchas de las cuales incluyen a su vez notas al pie derivadas que refieren a libros, películas y artículos académicos inventados. Algunas páginas contienen sólo unas pocas líneas de texto distribuidas de forma irregular para reflejar los acontecimientos que suceden en la narración, de forma que se pretende trasladar al lector las sensaciones claustrofóbicas y agorafóbicas que sufren los personajes de la historia. Tiene páginas con el texto invertido, cajas de texto que a su vez están rodeadas por más texto y citas y notas al pie; páginas que tienen apenas un punto solitario, páginas con una partitura, o un texto en Braïlle; páginas con un renglón dentro de todo el blanco; páginas con un sola palabra, reproducciones de fotos, cuadrados negros, rojos, vacíos; páginas con texto en rojo, tachado pero todavía legible. La palabra “casa” siempre aparece en azul. Usa Times New Roman; también Courier, pero también otra arábica. Lleno de anomalías, de situaciones y recursos gráficos “impropios” en diseño editorial, por eso durante años se consideró que La casa de Hojas, a pesar de su éxito iba a ser imposible de editar en castellano.

notas al pie IMG_5263 IMG_5265

IMG_5254

 

La maquetación del libro no responde en absoluto a ninguno de los principios de diseño editorial que uno espera encontrar en un libro. En definitiva se trata de un libro-objeto que utiliza a ultranza los recursos de la tipografía, la maquetación, los colores y las cajas tipográficas. Tiene más de setecientas páginas, más de una veintena de editores se negó a publicarlo, pero una vez que consiguió editor, se convirtió en best seller. fueron las editoriales españolas Pálido Fuego y Alpha Decay que hicieron este trabajo que ya se consigue en las librerías argentinas.

IMG_5262

La semana pasada le pregunté a quien me lo mostró (hace 4 meses) si le había gustado la novela y me contestó que aún no la había leído. Supongo que debe ser una tarea bastante difícil, al menos debe ser necesario hacerlo bien cómo pudiendo apoyarlo. No lo veo como lectura de cama.

A por él.

 

 

 

Anuncios